Por un día que nos una a todos

Siempre estaré agradecida a los grandes profesores que tuve en la ikastola Lauro, que me enseñaron que para conocer la historia había que acudir a la fuente y por eso, porque en mis tiempos de alumna leí la obra de Sabino Arana puedo reafirmarme en mis declaraciones que parecen haber ofendido a Iñaki Anasagasti de que el Aberri Eguna pertenece al santoral religioso nacionalista.

Sabino Arana era un hombre profundamente católico y como tal dejó su impronta en el PNV, no deberían ahora los nacionalistas del siglo XXI ignorarlo, el fundó el PNV un día de San Ignacio de 1895 y su partido vinculó el descubrimiento por parte de Sabino de su patria , a la hora de elegir el día de la Patria vasca o Aberri Eguna con el Domingo de Resurrección conmemorando así los 50 años del descubrimiento de Sabino Arana de su patria vasca y remarcando así también el carácter católico del fundador del partido, uniendo la imagen de la resurrección de Jesucristo y la resurrección de la patria vasca.

El himno de Euskadi, hoy oficial, es la versión sólo melódica del tradicional himno del PNV que en su letra reza así: “Gora ta gora Euzkadi, aintza ta aintza , bere goiko Jaun onari”, así pues, nos encontramos aquí otra muestra de la importancia que tiene la religión en las señas de identidad de Euskadi heredadas como dice Jesús Eguiguren del nacionalismo de origen aranista, sin olvidar tampoco que la Ikurriña está formada por una cruz blanca y la cruz de san Andrés en verde.

Estos son los hechos, ahora si quiere Iñaki Anasagasti hablamos de porqué los no nacionalistas celebraron durante un tiempo el Aberri Eguna y porqué dejaron de hacerlo. Y la respuesta a esa cuestión, se lo mostraré, está en su propio artículo
Y quizá así, hablando con tranquilidad y sin ofender a nadie y Anasagasti en su post además de acusarme de ignorante me tacha de insensible con los fusilados y represaliados del PSOE. Y me lo dice una persona que acude conmigo cada año a homenajes como el de La Huella en Artxanda donde se recuerda la defensa de Bilbao de los rebeldes franquistas y no se le da la palabra a ningún miliciano ni representante de ellos, donde se hace un discurso absolutamente de parte. Y sin embargo, los socialistas acudimos cada año por que nosotros sí creemos en la pluralidad que hubo y que hay en nuestra sociedad, allí iba Alejandro Fernández de Ortuella y allí van socialistas como Jesús Gil de Barakaldo un ejemplo para todos. De ellos he aprendido lo que soy.

Euskadi como comunidad política comenzó su andadura en tiempos muy difíciles, en medio de una guerra, nuestro primer Gobierno Vasco fue un gobierno de concentración pero lamentablemente no pudo gobernar durante mucho tiempo. Las tropas de Franco enseguida forzaron el exilio exterior de todos sus miembros y el exilio interior de la población. Sin embargo a pesar de las duras circunstancias, a todos les movía un mismo interés: la libertad. La libertad individual y la libertad para organizarnos políticamente.

Por eso, todos celebraron el Aberri Eguna en 1937. Y también quiero recordar especialmente el Aberri Eguna de 1978, al que acudí con mi familia, y en el que todas las fuerzas políticas lo convocaron conjuntamente para reivindicar un Estatuto de Autonomía para Euskadi.

Debería preguntarse Iñaki Anasagasti por que los vascos hemos dejado de celebrar conjuntamente el Aberri Eguna y cuanto de responsabilidad tiene el partido al que pertenece en esa circunstancia.

Y la respuesta está como decía al inicio en el final de su post: “será porque la Fiesta nacional de Mendia es la de la Hispanidad”. Y se equivoca nuevamente. Los socialistas no tenemos ni queremos un día de la patria, queremos que Euskadi pueda tener una fiesta que conmemore algo que nos una, como el Estatuto de Gernika que es común a todos los vascos, que nos organiza como comunidad política y nos permite gestionarnos a nosotros mismos.

Lo que Anasagasti no acaba de entender es que los socialistas defendemos el derecho de las personas, no de las patrias, a hacer su trayectoria vital en libertad, a ir adquiriendo vivencias, convicciones, a que se sientan como quieran sentirse, pero que por encima de todo exista una marco político que les garanticen los derechos fundamentales para garantizarles esa vida plena en libertad.

Y Anasagasti en su post está obligándote a elegir, o Aberri o Hispanidad. Más allá de esto no existe nada. Como si todo se limitara a elegir entre España y Euskadi. Yo no quiero elegir. Y creo, además, que cada uno es un sumatorio de muchas cosas, la identidad de cada uno es un sumatorio de infinidad elementos; de una infancia, de una tradición religiosa, o no, de pertenecer a un sexo u a otro, de pertenecer a una familia corta o extensa, a una profesión, y la lista seguiría hasta el infinito; pertenecer a un pueblo, barrio, a un equipo, a un sindicato, a un partido. Y no hay dos personas con la misma identidad porque aunque todos estos elementos estarán presentes seguramente en muchas personas, nunca se da la misma combinación y esa es la riqueza que yo defiendo.

La riqueza que nos ofrecen los individuos, todos somos únicos e insustituibles, y por eso la diversidad es un valor a preservar.
Por eso, mientras el Aberri Eguna este concebido como una única visión cosmogónica de Euskadi, del ser vasco dictado por una ideología, no podremos celebrarlo conjuntamente.
Mi compromiso político es trabajar para que entre todos encontremos un punto común donde volver a encontrarnos, aunque de momento, no lo hayamos conseguido.

Fotografía: CC BY-3.0-ES 2012/EJ-GV/Irekia-Gobierno Vasco/Mikel Arrazola

http://blogs.deia.com/anasagasti/2014/04/20/idoia-mendia-insulta-a-los-socialistas-que-celebraron-el-aberri-eguna/

2 thoughts on “Por un día que nos una a todos
Ismael Alvarez de Toledo

Pues que quieres que te diga, que tienes y llevas toda la razón. Algunos se calzan la txapela no sólo para protegerse del cierzo, sino para que no se les escapen esas ideas tan absurdas que les vienen a la cabeza. ¿Que no eres nacionalista? Ah, pues entonces no eres vasco. Y se quedan tan tranquilos.

Anonymous

Muy bueno Idoia. Ya es hora de que alguien hable con cordura y sensatez. Nos imponen todos sus simbolos y se hacen los agredidos.
Jon
Errekalde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Pregúntame lo que quieras…

Idoia, en la red

                         

Archivos