Una ventana de oportunidad para reforzar el autogobierno vasco

Una ventana de oportunidad para reforzar el autogobierno vasco

Estoy más convencida que nunca de que el problema catalán tiene una solución en forma de reforma federal de la Constitución y, si eso ocurre, deberá ser tenido en cuenta en los trabajos del Parlamento Vasco porque se abrirían nuevas posibilidades que no estamos valorando hoy para reforzar nuestro autogobierno.

Esta es la reflexión que he trasladado, esta mañana, en la Ponencia de Autogobierno, en la que ha hecho un balance positivo de lo escuchado hasta ahora porque ha habido nuevas voces en favor del reforzamiento social de nuestro autogobierno para que sea un instrumento aún más eficaz y más útil para resolver los problemas de los ciudadanos, y no para crearles nuevos problemas, que es lo que está en las aportaciones socialistas registradas hace año y medio. Pero también para ver todas las posibilidades que tenemos ahora, y que podríamos tener, para explorar nuestro autogobierno hacia dentro, la búsqueda de una eficacia mayor en la prestación de servicios por todos los niveles institucionales bajo criterios de cooperación.

La propuesta de los Socialistas Vascos se basa en reforzar el autogobierno desde una reforma previa de la Constitución que nos permita asegurar derechos sociales, además de solucionar conflictos territoriales y competenciales que han lastrado el desarrollo estatutario. Es el camino lógico y el más eficaz. Es una apuesta, la de la reforma federal, que no sólo ampliaría nuestras posibilidades, las de Euskadi, sino que sería la oportunidad de garantizar para el futuro un proyecto compartido con el resto de territorios de España de forma solidaria y colaborativa, reconociendo las singularidades de las distintas comunidades, también del nuestro.

Y si ésa era la apuesta original, en estos momentos que vemos a otra Comunidad hermana enfangada en un conflicto que parece irresoluble, más pertinente nos parece aquello que venimos defendiendo hace cuatro años, que incluye el respeto y asunción de las singularidades que existen en el Estado, también la nuestra para, desde ese respeto, construir juntos un proyecto solidario, colaborativo y leal que garantice la igualdad desde la diversidad. Estamos convencidos más que nunca que eso es posible y que no estamos abocados a la ruptura. Y que ese trabajo de diálogo y acuerdo que corresponde a los responsables políticos debe ser validado por los ciudadanos en un referéndum. Es algo que no queremos perder de vista en esta ponencia, porque sería deseable que acaben los órdagos pensando en las próximas elecciones y se haga política pensando en los ciudadanos.

Por eso, entiendo que la solución en Cataluña pasa porque el partido que hoy gobierna España atiende de una vez la reclamación de solucionar un problema enquistado en Cataluña, y el conglomerado que gobierna Cataluña atiende de una vez su obligación institucional y legal para una comunidad plural. En ese caso, en Euskadi se nos abren nuevas posibilidades que hoy no estamos valorando: la posibilidad de que nuestras competencias, las que tenemos y las que tengamos, dejen de estar sometidas al recurso permanente, la posibilidad de que sea una realidad combinar igualdad y asimetría, la de la seguridad jurídica, la solidaridad y la lealtad.

Es necesario tener en cuenta esa ventana de oportunidad de reforma constitucional, aunque sean cuales sean las posibilidades legales, en una reforma estatutaria, sí deberemos clarificar las competencias, que nosotros entendemos como herramientas para prestar servicios a la ciudadanía, como vía para evitar el recurso permanente ante los tribunales de cualquier decisión que tomamos.

Nuestras aportaciones en este debate, ya conocidas, se orientan a una reforma estatutaria que nos defina como comunidad con derechos y obligaciones, que es la que nos confiere la condición de ciudadanos vascos, que reconozca en esa definición tanto la pluralidad de nuestra sociedad como nuestras singularidades, y que incorpore los derechos sociales que hemos ido desarrollando sin necesidad de transferencias, como lo son la RGI o la vivienda. Porque nos preocupa y mucho que nos perdamos en aspiraciones nacionales y nos olvidemos de los derechos sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Twitter

Pregúntame lo que quieras…

Idoia, en la red

                         

Archivos