Día de la Memoria

La memoria debida

Termina un día para recordar la dignidad de las víctimas del terrorismo. Hoy es el Día de la Memoria. Un día, también, para deslegitimar a los victimarios, a quienes, buscando imponer un proyecto totalitario, convirtieron a esas personas y a sus familiares en víctimas contra su voluntad.

El Gobierno Socialista del que formé parte impulsó en 2010 la celebración de este día un 10 de noviembre, una de las escasas fechas del año en los que ETA no cometió ningún asesinato. Lo hicimos para recordar y dignificar a las víctimas de nuestra tragedia contemporánea. Para compensar tantos años de olvido y falta de solidaridad.

Hoy, cuatro años más tarde, hemos conseguido que el terrorismo sea cosa del pasado. Hemos abierto un nuevo tiempo en Euskadi. Un nuevo tiempo en el que el recuerdo de las víctimas debe ser la base de la convivencia y la garantía de que no se repitan los horrores del pasado.

Un nuevo tiempo al que, por otra parte, ayudaría que quienes en su día apoyaron y dieron cobertura al terrorismo reconozcan que la violencia de ETA no tuvo justificación.

Para reflexionar sobre estos temas, he escrito hoy un artículo en El Correo y El Diario Vasco que dejo aquí a vuestra disposición.

Ofrenda floral Día de la Memoria

Twitter

Pregúntame lo que quieras…

Idoia, en la red

                         

Archivos